Bormio es una encantadora comuna italiana localizada en Sondrio, Lombardía, con una población estimada de 4100 habitantes. Al estar ubicada en los Alpes italianos, pueden apreciarse vistas espectaculares de las montañas, lo cual atrae a muchos turistas a esta población ubicada a 1225 metros sobre el nivel del mar.

De hecho, el principal sustento de la economía en la localidad es el turismo. Su clima suele ser bastante fresco y su aire muy limpio. Entre los principales atractivos de la región se encuentran el parque nacional Stelvio, así como también sus múltiples hoteles. Algunos de ellos, ofrecen servicio de aguas termales.

En seguida podrás conocer algunos de los principales centros de aguas termales en Bormio, los cuales no puedes pasar por alto si decides visitar esta hermosa población alpina. Estas termas te ayudarán a entrar en calor y a relajarte luego de pasar el día explorando y conociendo la localidad.

Hotel Bagni Vecchi

Este fantástico Hotel en Bormio cuenta con un espectacular centro de termas con estilo romano. Es un sitio genial para descansar. Sus termas resultan increíblemente cómodas, posee vistas asombrosas, personal muy amable y cordial, restaurante y una hermosa estructura.

Además de esto, podrás disfrutar de saunas, baños turcos, bañeras de hidromasaje y más. Sumado a esto, sus termas resultan sumamente agradables e ideales para descansar y relajarse. Sus piscinas al aire libre con vistas espectaculares te ayudarán a olvidar tus preocupaciones.

Luego de tu sesión en las termas, te será posible relajarte aún más gracias a sus tratamientos de cuidado disponibles en los spa. Es especialmente recomendable visitar este hotel durante el invierno para gozar del hermoso panorama nevado.

Spa Bagni Nuovi

Este hermoso centro termal te sorprenderá sin duda alguna. El entorno resulta muy apropiado para toda la familia, con vistas increíbles, especialmente en el invierno. Durante esta época, podrás tomar un baño termal mientras ves caer la nieve.

Además de sus fabulosas termas, disponen de un spa donde recibirás él mejor tratamiento para sentirte completamente renovado. Luego de descansar en las termas, podrás disfrutar de deliciosa comida buffet.

Por otra parte, el personal del hotel es sumamente amable y estará siempre a tu disposición. Se trata sin lugar a dudas de una visita sumamente recomendable si visitas Bormio y deseas disfrutar de un hospedaje, atención y aguas termales increíbles.

Spa Bormio Terme

Este centro de spa en Bormio se trata de una de las mejores opciones si deseas relajarte y disfrutar de las mejores atenciones. Presenta un ambiente totalmente familiar con piscinas termales al aire libre, saunas, baños turcos, duchas, zonas de relajación, áreas para niños y más.

Disponen de muchas actividades divertidas que los pequeños de la casa pueden hacer mientras los adultos se relajan. Al visitarlo podrás disfrutar de unas termas fabulosas que te ayudarán a dejar ir todo el estrés y la presión de tu cuerpo. Al mismo tiempo, gozarás de unas vistas de las montañas espectaculares.

Si buscas un spa para descansar en Bormio, este centro es una de las opciones más convenientes. Encontrarás sus aguas termales sumamente relajantes y aprovechables para tu salud, ya que te ayudarán a eliminar toxinas, descansar mejor y suprimir el estrés. Si deseas conocer más sobre este centro termal, visítalos en la red.

Baños termales de Fonte Pliniana

Estos manantiales termales en Bormio están localizados a una corta distancia de Bagni Nuovi. Su nombre se debe al historiador Plinio, quien fue el primero en registrar las características favorables para la salud de las aguas termales de la región.

Para llegar a las termas debes recorrer un hermoso sendero que pasa por el valle del río Adda. De esta forma, se convierte además en un lugar muy recomendable para ir a dar un paseo y apartarse de la civilización.

Es común que haya bastantes visitantes durante el verano, sin embargo, si consigues ir en invierno, tomando tus debidas precauciones, podrás disfrutar de las termas con pocas o ninguna otra persona. Puedes encontrar estas aguas con una agradable temperatura entre los 37 y los 41 grados.

Manantial termal de San Martino

Cruzando un túnel desde Bagni Vecchi, podrás llegar a este fabuloso manantial de aguas termales. Aquí, el agua fluye desde el suelo naturalmente a un ritmo aproximado de 250 litros por minuto a una temperatura de 40 grados centígrados.

Estas aguas, como todas las aguas termales de Bormio, tienen asombrosas cualidades curativas para distintas afecciones, tanto enfermedades de la piel, como alergias, inconvenientes respiratorios, entre otros. Así como también poseen poderosas cualidades anti estrés y desintoxicantes para el organismo.

Si deseas llegar a estas termas, deberás cruzar un túnel de unos 50 metros que se encuentra debajo del Bagni Vecchi, atravesando la roca caliza dolomítica del Monte Braulio. Esta gruta tiene tres secciones conocidas como el cielo, el purgatorio y el infierno. Esto se debe a que la temperatura se va incrementando conforme se ingresa más en ella.

Las aguas termales de San Carlo

De la misma forma que las anteriores, estas aguas termales de origen totalmente natural y posee cualidades sumamente beneficiosas para la salud. Anteriormente se le conocía como “La fuente de los ojos”, pues era empleada en tiempos antiguos para el tratamiento de afecciones como la conjuntivitis.

Esta práctica se sigue aplicando a día de hoy, a la vez que se emplean para sanar muchas otras afecciones, así como para desintoxicar el cuerpo de distintas formas. Esta clase de tratamiento para los ojos es posible gracias a su temperatura oscilante entre los 18 y los 19 grados centígrados, lo que la convierte en una de las termas más frescas en Bormio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí