Las comidas típicas de Portugal presentan una variedad de sabores espectaculares. La gastronomía del país se basa principalmente en ciertos ingredientes fundamentales: La carne, los mariscos y el pescado. Además, presenta influencias de distintas culturas como la asiática, africana y brasileña.

A continuación podrás conocer algunos de los más icónicos y representativos platillos tradicionales de Portugal que no puedes dejar de probar al visitar el país. Te invitamos a quedarte con nosotros para conocer más detalles sobre ellos.

1El Cocido a la Portuguesa

Muchas personas consideran al cocido Portugués como el platillo más icónico del país. Su preparación presenta múltiples variaciones dependiendo de la región en la que se lleve a cabo. Sin embargo, todas suelen compartir ingredientes similares.

Estos son: Cerdo, pollo, carne de res, garbanzos, frijoles, chorizo, zanahoria, arroz, repollo, patatas. Se trata de una preparación de muy buen sabor que además es muy sencilla de digerir.

Meal of Boiled Cod Fish with black olives and green beansSu elaboración suele ser un proceso laborioso, por lo que es común que se reserve para reuniones familiares u otras ocasiones especiales. No obstante, puede encontrarse en restaurantes, por lo que podrás disfrutarla siempre que lo desees.

2El Bacalao

El Bacalao es una de las preparaciones más habituales dentro de la gastronomía portuguesa. Antes de cocinarlo, se le sala y se coloca a secar al sol envuelto en un papel grueso. Luego de esto, se envuelve en algunas hojas y se coloca en agua para retirar el exceso de sal.

Existen muchas maneras de preparar este pescado en Portugal, cada una tan deliciosa como la otra. Además, al ser un platillo tan popular, puede encontrarse en muchísimos puestos de comida fácilmente. Si visitas el país, no dudes en disfrutar de un muy sabroso plato de bacalao.

3La Francesinha

Siendo una preparación representativa de Oporto, la Francesinha es un sándwich de gran tamaño que se prepara empleando jamón, huevo, carne, salpicón e incluso, algunas veces tocino. Estos ingredientes se cubren con un poco de queso derretido, chiles picantes y salsa de tomate.

Habitualmente se acompaña con una ración de patatas fritas. Es una comida que tanto los adultos como los niños disfrutan mucho, pues su sabor es muy sabroso y tiene un gusto ligeramente picante.

Si visitas Portugal, no dudes en disfrutar de este delicioso platillo que podrás encontrar fácilmente en cualquier ciudad o poblado.

4Las Almejas a la Bulhão Pato

Fresh Cockle clams (Venus, Meretrix) with wine sauce. Portuguese dish.

Esta preparación se consume habitualmente durante los meses de verano (Aunque puede encontrarse durante todo el año). Para su preparación, las almejas son cocidas al vapor en un ligero caldo junto con un poco de aceite de oliva, vino blanco, cilantro, pimienta, ajo y limón.

Se las sirve como aperitivo y como platillo principal. Es una de las comidas más características de los menús en los restaurantes de playa. Si visitas las hermosas costas portuguesas, no dudes en disfrutar de un delicioso almuerzo con esta receta como protagonista.

5La Cataplana

Este exquisito platillo consiste en distintos ingredientes, como almejas, camarones, langostinos, cigalas, perejil, pollo, cebolla, pimiento verde, cilantro, entre otros.

Estos se preparan en una cazuela especial con una tapa acondicionada para la cocción al vapor, lo que da como resultado una comida muy nutritiva, sabrosa y saludable.

De hecho, el nombre del platillo proviene de la cacerola utilizada en su preparación. Es una de las comidas más representativas que no puedes dejar de probar al visitar Portugal.

6Las sardinas asadas

Esta preparación de sardinas es muy popular durante las festividades del carnaval en la ciudad de Lisboa. Sin embargo, también es una de las recetas más disfrutadas en todo el país.

Para su preparación, las sardinas permanecen intactas, no se retiran ni la cola, ni las espinas, ni la cabeza. Se comen por los laterales, sosteniendo sus extremos y evitando la espina dorsal.

Al asarlos, la carne de estos peces se vuelve muy blanda y su piel se torna crujiente, por lo que resultan muy agradables de comer. Son un aperitivo rápido que no puedes dejar de probar al visitar Portugal.

7Los Peixinhos da Horta

Los Peixinhos da Horta son judías verdes que se empanan y se fríen hasta que se logra una contextura dorada y crujiente.

Es una comida ligera y con un delicioso sabor que generalmente se sirve como entrante para comidas más fuertes. Es frecuente que se las acompañe con unas cuantas rodajas de chorizo y se les ponga un poco de jugo de limón por encima.

Se pueden pedir en muchísimos puestos de comida y restaurantes. No dudes en disfrutarlas si te encuentras en este hermoso país.

8La Feijoada

Preparada utilizando judías blancas o rojas complementadas con carne de cerdo, salchichas y algunas verduras sofreídas, la Feijoada es un platillo que se consume con bastante frecuencia durante el invierno, ya que aporta una gran cantidad de energía.

Los ingredientes se condimentan con ajo, comino, clavos de olor y un poco de pimentón. Su sabor es tan delicioso como su aroma. Puede encontrarse en muchos lugares de Portugal, aunque es más habitual que se sirva este platillo en las áreas rurales.

Curiosamente, en las regiones costeras del país la carne de cerdo se sustituye con mariscos. De esta forma, se obtiene una variante muy deliciosa de la Feijoada.

9La Posta Mirandesa

La posta mirandera es un bistec de lomo de res de gran grosor que se cocina a con un fuego bastante fuerte. La carne empleada en su preparación proviene exclusivamente de una raza de vacas única de Portugal conocida como “Mirandesa”.

Es una carne muy sabrosa y jugosa que solo puede comerse en Portugal. Por ello, si lo visitas no puedes dejar de probarla, pídela en tu restaurante favorito y disfruta de su fantástico sabor.

10La Sopa da Pedra

Este platillo tiene una historia bastante peculiar. Según se cuenta, en la aldea de Almeirim, un monje que no tenía nada para comer tomó una piedra y la hizo hervir en agua.

Los habitantes de la localidad notaron esto y conforme pasaban por donde se encontraba el monje, iban agregando ingredientes a su sopa. Trozos de carne, frijoles, papas, entre otros. Cada uno agregaba lo que podía.

De esta forma, el monje terminó teniendo una sopa muy deliciosa. Cuando estuvo lista, sacó la piedra e invitó a los aldeanos a unirse a él para disfrutar de la comida. Es un platillo muy nutritivo que es muy recomendable probar.

11La Alheira de Mirandela

La Alheira de Mirandela es una de las comidas más económicas y fáciles de encontrar en Portugal. Se prepara haciendo uso de carne de pollo, de cerdo, de pato, jamón, ajo, paprika, pan, aceite de oliva, entre otros ingredientes que se embuten en el intestino del cerdo.

Habitualmente presenta forma de herradura. Puede ser freída en su propia grasa o cocinada a la parrilla. Sus principales acompañamientos son el arroz blanco y las patatas fritas, aunque también se disfruta con vegetales salteados.

12El Pasteis de Nata

Los pasteis de nata son unas tartas de crema horneadas muy deliciosas que se preparan haciendo uso de azúcar, huevos, leche y algunas especias que le dan un sabor muy sabroso y particular.

Son un postre bastante conocido dentro de la gastronomía portuguesa. Su textura crujiente y gusto dulce encantan a todo el que las prueba. Se caracterizan por hornearse a elevadas temperaturas durante poco tiempo.

Pueden encontrarse en múltiples puestos callejeros y restaurantes. Si deseas disfrutar de algo dulce mientras visitas Portugal, no dudes en probar unos sabrosos pasteis de nata.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí