El Estado de México es considerado como el estado más poblado de México. Este estado brinda una extensa diversidad de atracciones, incluyendo Teotihuacán, uno de los territorios arqueológicos más significativos de México, cuenta con pueblos pintorescos, ritos indígenas y perfectos alrededores naturales. Visita los 9 lugares turísticos del Estado de México.

¿Qué Lugares Turísticos visitar en Estado de México?

Estado de México

1Ixtapan de la Sal

Ixtapan de la Sal es el lugar perfecto para el descanso y salud. Un territorio de meditación, curación y, sobre todo, desahogo con sublimes servicios de masaje y fisioterapia. Pasará sus días con un ostentoso clima soleado y populares aguas termales acreditadas por sus propiedades curativas, mientras está envuelto de una excesiva vegetación.

Su primera parada en este itinerario debería ser el Santuario de la Asunción. Vea la divinidad de un templo edificado hace más de 300 años. Disfruta de su torre y su portada con influencias indígenas y la composición artística del siglo XVII. Ingresa y descubre el Cristo delicadamente trabajado de la pasta de maicena que embellece el altar y el divino púlpito de madera dorada.

2Disfruta de la artesanía local

Disfruta de  los artesanos que se ubican fuera del templo para vender sus imágenes de madera. Te atraparán los utensilios de cocina, vasijas, juguetes e imágenes que son solo una muestra del sorprendente arte que estos inteligentes artesanos pueden hacer con solo un cincel y papel de lija.

3Paseo A Caballo

Cabalga  por las calles y vías que enlazan el pintoresco pueblo. Visita Buganvilias Boulevard y la imagen de la Diana Cazadora. Admire los grandes árboles de jacarandá en la primavera que le permiten saber que está en el distrito perfecto para relajarse.

En esta Localidad Mágica, igualmente puede refrescarse en el parque acuático más magno de América Latina, o regocijarse de las Cuevas de la Estrella con asombrosas formaciones de columnillas y estalactitas debido a la escorrentía de agua en las rocas. Si eres una persona aventurera, baja al río subterráneo El Zapote, un cruce que se logra disfrutar entre febrero y junio, donde te sorprenderás de lo extraordinario que logra ser ver un rayo de luz tocando el agua.

4Aculco

En medio de las grandes montañas con sus espectaculares alineaciones rocosas y cataratas, la luz del sol baña las vías adoquinadas con una luz dorada que alumbra sus callejones y se irradia en las paredes blancas de toda la localidad. Este es un inicio típico del día en el histórico Aculco, donde no solo logras aprender sobre una de las poblaciones originales de México: los otomíes, sino igualmente asombrarse de su arquitectura y embarcarte en una aventura entre sus afinidades naturales.

 

Aculco conserva las particularidades de su arquitectura tradicional, colmada de callejones y casas con extensos patios y galerías sostenidas por columnas de cantera y adoquines. Este lugar ajusta los fenómenos naturales con un santuario natural con una catarata de 15 metros de altura que atenúa las enormes columnas basálticas con la ostentosa arquitectura tradicional.

A su arribo, el centro de Aculco lo atrapará con su belleza y embrujo pintoresco. Camina por sus calles bordeadas de edificios seguidos por columnas de cantera que te trasladarán a otro momento. Visite el jardín central y marche por sus callejones. Conozca el Monasterio de San Jerónimo y asómbrese con su extraordinaria arquitectura y las bellas pinturas de la nueva época española que adornan la sacristía. En el atrio, asómbrese del reloj montado sobre una torre de cantera, declarante de la historia de esta población durante más de 100 años.

5Caminar Por La Tierra De Quesos

La gastronomía es otra fortuna que vale la pena disfrutar. Ir al mercado de la villa para comer un platillo de mole poblano o barbacoa. Compre pan artesanal popular. Mire de cerca el proceso de producción del queso, el gran tesoro de Aculco. Experimente los quesos oaxaqueños y manchegos con sus composiciones de ajo y especias. La margarina y el dulce de leche igualmente son una satisfacción requerida.

6Malinalco

La población de Malinalco es un distrito de incomparable belleza, envuelto de montañas con formas características y exuberante vegetación. Es una atrayente «Ciudad Mágica» con vías empedradas y el perfume de las flores donde se logra respirar con total tranquilidad.

Logrará experimentar sus tradiciones y prácticas, que son parte del gran patrimonio de una localidad que, día tras día, convierte este atrayente territorio en una leyenda viva. En el viejo convento agustino y su santuario de mexicas, muy por arriba de las colinas en el área antigua, aparecerá un solemne centro ceremonial instituido por los mexicas. Al entrar, un tapiz que se iguala a la lengua de una serpiente te dará la bienvenida al mágico universo prehispánico de los Guerreros Águila y Jaguar, todo lo cual fue edificado simplemente sobre la roca de la colina.

7Cuauhtinchán

Se halla en medio de las montañas de Texcaltepec del Estado de México. Su museo vivo es el domicilio de infinitos matices en animales pequeños y de semblante extraño que consigues sostener en tus brazos, si te atreves. Asimismo, no faltan comedores que sirven «cocina de autor» que se logran hallar en esta localidad de fuertes sabores indígenas. Malinalco se ha transformado en el escape ideal en el medio del país.

8Colina de los ídolos

Visite la colina de los ídolos Estado de México y el centro ceremonial citado Casa de las Águilas y Jaguares, donde los guerreros acreditados como los hombres más feroces del mundo de origen mexicano, celebraron sus nombramientos. Se precisan más de 400 pasos para llegar a la cumbre de la colina. Sorpréndase con el portón de entrada, que se iguala a la enorme boca abierta de una serpiente con formidables mandíbulas extendiendo su lengua como una alfombra, dándole la bienvenida.

Solicite una guía para contarle más sobre la historia de esta área sagrada, o visite el Museo Doctor Mario Schneider, que tiene cinco exposiciones permanentes, un jardín botánico y un bonito acuario de truchas.

9Metepec

Metepec es una entidad encantadora en el Estado de México, rellena de colores, olores y sabores del viejo México. Aquellos que lo visitaron acaban sorprendidos por sus panoramas, construcción y sus artesanías indígenas que son auténticas obras de arte elaboradas por manos de maestros de cerámica.

Puedes dar un paseo por barrios pintorescos como la Santa Cruz, San Mateo, San Miguel, Coaxustenco y Santiaguito o por el viejo convento franciscano y el Templo de San Juan Bautista con su divino pórtico, todo envuelto de historia. En la Plaza Cívica consigues admirar la fuente de Tlanchana que, por la noche, hace que las luces se propaguen en el agua y surjan nuevamente en diferentes formas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí