12 Lugares turísticos en Puebla

¿Qué destinos turísticos visitar en Puebla?

Consagrada con una generosa arquitectura renacentista y barroca, Puebla es una localidad Patrimonio de la Humanidad en un ajedrez de calles creadas en el año 1531. Esta tierra rodeada de formidables estratovolcanes, fue preferida por los primeros colonos de México como un sitio intermedio entre Veracruz en el Golfo y bella Ciudad de México. El Centro Histórico está lleno de templos de la época colonial, como la labor maestra barroca de la Capilla del Rosario. Visita los 12 Lugares turísticos en Puebla.

Puebla

¿Qué Lugares Turísticos visitar en Puebla?

 

1 Museo Amparo

El museo se localiza en dos complejos dominados con un anexo moderno, un círculo apto para un paseo por el pasado de la nación. Numerosos de los artefactos fueron restablecidos durante todo el siglo XX por el administrador Manuel Espinosa Yglesias. Las recopilaciones prehispánicas son extensas y poseen estelas, cerámicas, utensilios diarios, esculturas y sagrarios de una gran cantidad de evoluciones, incluyendo los mayas, los olmecas, los aztecas y los populares mixtecos, pero igualmente involucran los totonacos, teotihuacanos, zapotecos y huastecos.

Las pantallas brindan un contexto secundario al señalar lo que estaba ocurriendo en el resto del mundo mientras estas sabidurías florecían. Igualmente se muestran por tema y no por cultura, por lo que si posee curiosidad sobre la historia pre-colombina, logrará una imagen completa.

2 Capilla del Rosario

En el Santuario de Santo Domingo se encuentra una capilla que se razona el pináculo del nuevo barroco español. Posteriormente de que se concluyó en 1690, la Capilla del Rosario fue inclusive catalogada como una octava ocultismo del mundo. Casi todas las áreas de esta capilla con cúpula de cañón están envueltas de estuco, moldeadas en patrones sorprendentemente complicados y pulidas con pan de oro. En la decoración hay retratos policromadas de santos, mientras que el sagrario sostiene la imagen de Nuestra Señora del Rosario en un baldaquino abajo de columnas salomónicas.

Los muros de la capilla poseen pinturas barrocas que rememoran las escenas de la Natividad: Anuncio, Visitación, Nacimiento de Jesús, Fervor de los Magos, Introducción y Cristo entre los doctores. Abajo de estas obras, los muros están revestidos con tonos azulejos hechos en Puebla usando la técnica de Talavera.

3 Catedral

Instruida en 1575 y concluida en 1690, la catedral de Puebla forma parte del Patrimonio de la Humanidad que comprende el Centro Histórico de la ciudad. El inmueble es de estilo herreriano, en la transformación entre el Renacimiento y el Barroco, y está lleno de esculturas de madera, orfebrería, pintura, aparatos litúrgicos y trabajados de alta calidad.

 

El ostentoso altar mayor (Altar de los Reyes) es el distrito de enterramiento de diversos obispos de Puebla y fue delineado por el arquitecto y decorador neoclásico del siglo XVIII Manuel Tolsá. Arriba de esto, en la cúpula del ábside, se encuentra una gloriosa pintura a disposición de 1688 del artista barroco Cristóbal de Villalpando. Personificando el Triunfo de la Eucaristía, es una de las escasas pinturas al temple guardadas en México.

4 Zócalo de Puebla

Substancialmente el lugar donde se instituyó la localidad en 1531, el Zócalo es la plaza central de Puebla. La basílica está en el lado sur de la plaza, mientras que en la zona norte se halla el Palacio Municipal (Ayuntamiento), que se halla en el hombro de una seductora galería comercial, el Pasaje del Ayuntamiento. En tres lados, las viviendas de estilo colonial y los inmuebles municipales poseen arcadas, y la mayoría de las propiedades privadas son comedores. Podrías iniciar el día en un restaurante viendo la plaza recoger vida con el desayuno. Entre las palmeras, ciparisos y jardines formales en la plaza hay minoristas de globos y lustrabotas, y en el eje central hay una fuente barroca del año 1777.

5 Museo internacional del barroco

Este desconocido museo tiene que ver con el barroco, el género de arte, arquitectura y música que precisó gran parte de los siglos XVII y XVIII en la gran Europa y el Nuevo Mundo. El inmueble del museo fue delineado por el ganador del Premio Pritzker, Toyo Ito, creador en las nociones barrocas de movimiento, la discrepancia de luz y sombra (claroscuro) y la correlación entre el hombre y el medio ambiente. No esperes pilas de arte y aparatos barrocos, ya que la galería es más conceptual, indagando los orígenes místicos (contrarreforma), la metafísica y las fuerzas propulsoras atrás de la ideología barroca. Hay estudios de prodigio barrocos como la Iglesia de San Pedro en Roma, el Convento Ottobeuren de Baviera y el propio Templo del Rosario de Puebla. Igualmente es encantador el modelo de Puebla como se habría visto en su glorificación barroco en el año 1754.

6 Fuertes de Loreto y Guadalupe

Resguardando el viejo foco en lo alto de la colina Acueyametepec hay dos fuertes del siglo XIX desde el período de la Segunda Intervención Francesa en la ciudad de México entre los años 1861-1867. Estos conllevan el seudónimo de la Virgen de Loreto y la Virgen de Guadalupe, que se encumbran a los santuarios que se habían instituido en este lugar en el siglo XVI. Vieron movimiento en la Batalla de Puebla en el año 1862 cuando ayudaron con éxito a proteger la localidad contra el ejército francés. La historia de esa batalla se narra en el museo dentro del Fuerte de Guadalupe, mientras que ambos inmuebles cuentan con armas, títulos, imágenes y uniformes de esa época. El parque en Acueyametepec vale la pena un paseo y posee vistas panorámicas de Puebla.

7 Biblioteca Palafoxiana

Instituida en 1646, la Biblioteca Palafoxiana fue la inicial biblioteca pública colonial de México, y logra ser la más vieja de toda América. En una sala extensa con bóvedas enlazadas en el techo, hay parados de madera tallados, de tres pisos de altura, saturados con 41,000 libros, escritos y documentos como planos originales de los días del imperialista Hernán Cortés en el siglo XVI. La biblioteca fue instituida por Juan de Palafox y Mendoza, hijo postizo de la nobleza baturra, que se acopló al clero y se levantó para convertirse en arzobispo de Puebla entre 1640 y 1655. Varios de los muchos volúmenes están en exposición. Debido a la gran época de la biblioteca, los académicos actualmente deben solicitar permisos para poder instruirse en la Biblioteca Palafoxiana.

8 Estrella de Puebla

En Puebla de Zaragoza, al oeste del centro de Puebla, se halla un complejo que concentra el Parque Lineal, el Ecoparque Urbano y el Jardín del Arte. El Angelópolis Lifestyle Center es el eje comercial más magno de la ciudad, con más de 100 tiendas. Pero la estrella de la diversión es la Estrella de Puebla, estatalmente la rueda de observación portátil más magno del mundo. Puesta en marcha en el año 2013, esta noria posee 80 metros de altura y diferirá 20 minutos en completar una vuelta en una de sus barcas selladas. Si anhela empujar el bote, logra viajar en una de las cuatro góndolas de lujo, que poseen pisos de vidrio y butacas de cuero.

9 Mercado Parian

La plaza San Roque situado en la zona noreste del Zócalo tiene un registro de 1805 y en 1961 se cambió en un mercado indisoluble de artesanías. Más que un simple territorio para hacer ciertas compras de recuerdos, el Mercado Parian es un territorio para ponerse en contacto con los juicios tradicionales de Puebla. Hay múltiples de puestos que venden cerámica de Talavera, y la ciudad de Puebla es uno de los cinco ideales lugares en México (cuatro de los cuales se hallan en la región de Puebla), donde estas porcelanas se consiguen producir de forma auténtica. Entonces, si adquieres algo, te llevarás un segmento de Puebla a casa.

10 Iglesia de Santa María Tonantzintla

Minutos hacia la zona oeste del centro de Puebla, en el distrito de San Andrés Cholula, se halla un santuario de la época colonial en un sorprendente estilo barroco folklórico, que se cmbina con las tradiciones indígenas con las católicas. El Santuario de Santa María Tonantzintla fue construido en épocas desde el siglo XVI hasta el siglo XIX, y su parroquia franciscano facilitó rienda suelta a su hermandad indígena recién bautizada para adornar el interior. El efecto es una masa de escultura policromada de rostros, fruto, flores y bellas plantas, sin dejar un espacio al descubierto. Si quisieras describir la multitud de caras en el techo, te quedarías aquí por días.

11 Templo De Santo Domingo

La Avenida 6 Oriente, que inicia justo detrás del Templo de Santo Domingo, tomó el seudónimo de Calle de los Dulces, debido a que cuenta con más de 40 bazares que fabrican dulces tradicionales. El convento de Santa Clara, a cuyas superioras se les ocurrió todo tipo de fórmulas en la época colonial. Hay varios manjares que debe tomar en cuenta, iniciando con Los camotes de Puebla. Son una composición colorida de camote y azúcar, envuelta como una salchicha, perfumada con jugo de limón y cubierta en papel encerado.

12 Casa de los Muñecos

En la primera cuadra en la zona noreste del Zócalo hay una linda casa barroca del siglo XVIII con una portada adornada con azulados y relieves esculpidos. La característica más valiosa es el conjunto de 16 cerámicas que personifican personajes extraños capturados en acción.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.