Los platillos típicos de Dinamarca se componen tanto de comidas tradicionales como de algunas preparaciones influenciadas por la gastronomía de Francia.

Los mariscos, pescados y carnes son los principales protagonistas de las recetas danesas. Sin embargo, también se ven complementados por numerosos vegetales, plantas y otros elementos de la agricultura local.

Estas comidas se caracterizan por ser bastante contundentes y ricas en grasas. Te invitamos a continuar con nosotros para conocer algunas de las más deliciosas recetas tradicionales de Dinamarca.

1El Karbonader

Este platillo típico de Dinamarca es una de las recetas más habituales y populares en el país. Consiste en carne de cerdo empanada que se fríe y se sirve acompañada de guisantes, trozos de zanahoria y salsa blanca.

Es una comida muy fácil de encontrar en cualquier parte del país, pues es bastante sencilla de preparar. Además es bastante alimenticia y de muy buen sabor.

Actualmente también es posible encontrar variantes de esta receta que se sirven con pan de centeno o ensaladas. Si visitas Dinamarca, no dudes en probar el Karbonader.

2El Svineorbrad

El Svineorbrad es un delicioso platillo danés preparado utilizando chuletas de cerdo o de res (Dependiendo de los gustos del cocinero). La carne se rellena utilizando manzana picada, ciruelas pasas y otros complementos.

Posteriormente se condimenta con un poco de sal y pimienta. Una de sus principales características es que presenta un sabor agridulce. No es un platillo difícil de encontrar, por lo que no tendrás ningún problema para disfrutarlo.

3El Rugbord

El Rugbord es una comida muy habitual en Dinamarca. Se trata de un pan de centeno que presenta una tonalidad oscura.

Se caracteriza por ser totalmente libre de aceites o grasas, por lo que resulta muy saludable. De hecho, muchas personas incluso prefieren comerlo en lugar del pan blanco.

Es muy asequible y fácil de encontrar en cualquier supermercado, tienda o panadería del país. Incluso es habitual prepararlo en casa, pues se consume con muchísima regularidad. Si visitas Dinamarca, no puedes dejar de probar el Rugbord.

4El Wienerbrod

El Wienerbrod es un muy sabroso pan dulce que se rellena utilizando crema pastelera o distintos tipos de mermelada y posteriormente se cubre con un poco de glaseado.

Los daneses los consumen principalmente los fines de semana o en ciertas ocasiones especiales, aunque también pueden comerse al desayuno.

Son muy económicos y puedes encontrarlos prácticamente en cualquier cafetería o panadería del país.

5El Rullepolse

El Rullepolse se trata de un trozo de carne de cerdo aplanada y cubierta con distintos vegetales o especias. Una vez que toda su superficie se encuentra revestida con los demás ingredientes, la carne se enrolla y se procede con su cocción.

Posteriormente, se corta en trozos finos y se sirve. Suele comerse a la hora del almuerzo en sándwiches abiertos. Muchas veces se presenta en los restaurantes como un entrante o aperitivo.

6La Tartaleta

Tartaleta de hojaldre con cebolla caramelizada.Pastry tart with caramelized onions, brie, potatoes and bacon

Las Tartaletas son una masa de hojaldre en forma de concha que se rellena con distintos ingredientes. Entre los más notorios se encuentran el pollo, la salsa blanca, las zanahorias, los guisantes y los espárragos.

Es un platillo típico de Dinamarca muy común en distintos restaurantes. Además, es bastante ligero y fácil de comer, por lo que probarlo es muy aconsejable. Se consume principalmente durante la época navideña, aunque está disponible en distintos lugares durante todo el año.

7El Flodebolle

El Flodebolle es un muy sabroso bombón de chocolate relleno con merengue o crema de malvavisco que toma como base una galleta. Su textura crujiente por fuera y cremosa por dentro lo convierte en un postre estupendo que no puedes perderte al visitar Dinamarca.

Puedes pedirlo en cualquier dulcería o panadería. También es posible encontrarlo en muchos supermercados, sin embargo, se recomienda ampliamente disfrutarlos recién hechos.

Gracias a su pequeño tamaño y delicioso sabor, son muy fáciles de comer, lo que los convierte en un aperitivo perfecto.

8El Gravad Lacks

Esta receta típica de Dinamarca consiste en un filete de salmón marinado que se acompaña con mostaza dulce y un poco de eneldo como aderezos.

Se trata de una comida sumamente ligera, lo que la hace perfecta para disfrutar como un aperitivo o entrante para un platillo más fuerte.

Es muy saludable, así que te dará mucha energía para continuar el día. Puede disfrutarse en muchos puestos de comida y restaurantes en toda Dinamarca, no dudes en probarlo si tienes la oportunidad.

9La Kraasesuppe Melbolle

Los inviernos daneses suelen ser bastante duros. Por ello, se acostumbra preparar platillos calientes para mantener la temperatura corporal. La Kraasesuppe Melbolle es una muy sabrosa sopa que se elabora utilizando mantequilla y esferas de harina.

Se incluye en el menú de muchos restaurantes. A pesar de que se consume con mayor frecuencia en los meses fríos, puede disfrutarse sin inconvenientes durante todo el año.

Además de las bolitas de harina, también se la acompaña con algunos vegetales, como las zanahorias.

Si deseas probar una deliciosa sopa al estar en Dinamarca, la Kraasesuppe Melbolle es sin lugar a dudas una opción ideal.

10El Paté de Hígado Danés

Danish specialties and national dishes, high-quality open sandwich, Liver Pate with bacon pickled cucumber, beetroot and cucumber served on a plate ready for eating

Uno de los acompañantes más habituales para el pan, tanto el blanco como el de centeno en Dinamarca es el Paté de Hígado. Es un platillo muy económico y fácil de encontrar en cualquier supermercado o tienda del país.

Para comerlo, tan solo debe untarse sobre una rebanada de pan o una galleta salada. Es un alimento con muchos nutrientes, por lo que es habitual que se consuma a la hora del desayuno o como merienda.

Algunas personas gustan acompañarlo con otros ingredientes, como tocino, champiñones y vegetales, resultando así en una comida bastante completa.

11El Cerdo con Manzana

El Cerdo con Manzana es una comida tradicional de Dinamarca que se prepara desde hace muchas generaciones.

Originalmente, los granjeros la elaboraban durante los meses invernales, pues es un platillo con muchas propiedades nutricionales que les daba la fuerza suficiente para soportar el difícil clima.

Con el pasar de los años, la receta se ha popularizado bastante. A día de hoy es posible pedirla en una gran variedad de restaurantes en todo el país.

Como su nombre lo indica, los principales ingredientes de la receta son el cerdo y las manzanas. Sin embargo, se acompañan de otros elementos, como un poco de azúcar, cebolla o mantequilla. Esto le da un sabor bastante único que no puedes perderte al visitar Dinamarca.

12Los Pandekager

Siendo una variante local de las conocidas crepes, los Pandekager se caracterizan ser más delgados que sus contrapartes francesas.

Son un desayuno muy habitual y delicioso. Se las acompaña con azúcar, mermelada de frutas e incluso, helado de vainilla o Nutella.

Pueden encontrarse en cualquier panadería o cafetería. Además, son bastante asequibles, por lo que resulta muy recomendable pedirlas y disfrutarlas con cualquier complemento al gusto.

13El Kanelsnegl

El Kanelsnegl es un panecillo de canela típico de la gastronomía danesa. Se prepara utilizando canela, harina, azúcar y mantequilla. Su sabor es dulce y son muy fáciles de comer. Son un aperitivo perfecto para disfrutar a media tarde.

Puedes encontrarlos en cualquier panadería de Dinamarca, generalmente se presentan glaseados con un poco de azúcar o crema de queso. Si visitas el país, no dudes en probarlos.

14El Gløgg

El Gløgg, también conocido como “Vino Caliente” es una bebida alcohólica que, como puede deducirse por su nombre, se sirve caliente.

Antiguamente se ofrecía a los mensajeros que emprendían largas travesías por las montañas a caballo o en esquíes para cumplir con su labor. Gracias a esto, lograban mantenerse calientes y recuperar fuerzas.

Actualmente es una bebida popular que puede encontrarse en distintos bares y restaurantes. Su sabor es muy agradable y además, difícilmente se encontrará fuera de Escandinavia, por lo que es muy aconsejable degustarla si se tiene la oportunidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí