Las 9 Ciudades Más Antiguas De Francia

¿Qué ciudades más antiguas visitar en Francia?

Francia sobresale por sus ciudades amuralladas e históricas, la gran mayoría se encuentran muy bien conservadas y se encuentran esparcidas por todo el país. Francia cuenta con una historia de más de 2000 años y su importante patrimonio te permitirá volver en el tiempo gracias a estas antiguas construcciones, ofreciéndoles a sus turistas las 9 ciudades más antiguas de Francia.

Ciudades Más Antiguas De Francia

Francia se encuentra protegida por murallas, bellas fortificaciones y antiguos portones, cada uno de ellos cuentan con una historia particular. Estas huellas del pasado aumentan el legado histórico y la divinidad del país, que se localiza entre los sitios más visitados del mundo.

Ciudades más antiguas para visitar en Francia

1Carcasona

Es considerada como una de las ciudades históricas más concurrida de Francia. La fortaleza medieval de Carcasona está ubicada al extremo noroeste de Francia, entre el mar Mediterráneo, y el océano Atlántico, es una de las localidades rodeadas de monumento, cuyos fuertes se elevaron entre los siglos V y XVII y se restituyeron a mediados del XIX, desde 1997 forma parte del Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. De un paseo por las sinuosas calles del centro antiguo de Carcasona. Conoce un gran número de pequeños negocios y restaurantes lindamente integrados con la atmósfera pasajera que inunda la ciudad. Intenta llegar temprano para complacerse del centro histórico y la calma de la mañana.

2Aviñón

Los orígenes de Aviñón se data a la antigüedad, pero sus populares murallas y la mayor parte de sus inmuebles históricos, incluyendo el Palacio de los Papas, se edificaron durante el siglo XIV. El centro histórico de Aviñón, ubicado en la orilla sur del río Ródano, forma parte del Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Todo el casco histórico es peatonal y se deleita de una excelente oferta gastronómica para probar los platillos y los mejores vinos provenzales. El ostentoso estado de conservación de Aviñón convierte a una de las localidades de visita obligada para los apasionados de la historia y la artesanía de antigua.

3Saint-Malo

Saint-Malo se ubica en el litoral pedregoso de Bretaña, a unos 70 kilómetros por la zona norte de Rennes, llamada como la Ciudad de los Corsarios. Su centro antiguo, abrigado tras elevadas murallas, es testigo firme del pasado renombre de una villa portuaria que vio nacer a populares marineros como Jacques Cartier, el colonizador de Canadá. Pasea por las calles empedrados del centro de Saint-Malo, recorre sus murallas y date un gusto en uno de sus restaurantes de marisco fresco. En la ciudad de Saint-Malo disfrutarás de un encantador viaje en el tiempo (precisamente, al siglo XV).

4Aigues-Mortes

Visita una extraordinario ciudad amurallada sentada en las bellas marismas de la Camarga. Durante sus vacaciones en Aigues-Mortes podrás complacerse de una villa medieval muy bien preservada la cual es parte del siglo XIII, a pocos kilómetros de ciertas de las principales playas del extremo sur de Francia. Envuelto de las marismas de la Camarga, el centro antiguo de Aigues-Mortes comprende una zona de 160.000 metros cuadrados oculta detrás de unos grandiosos muros de piedra de once metros de alto. Puedes hallar numerosos hoteles encantadores en Aigues-Mortes. Mientras caminas por el centro antiguo, no te olvides de degustar el nougat, una de las peculiaridades locales.

5Guérande

Ubicada en el extremo sur de Bretaña, Guérande es una diversa ciudad de gran encanto. Esta pequeña localidad, envuelta de gruesos muros de piedra es del siglo XIV, es popular por sus salinas, al extremo sur, y por el parque natural de la Brière que se desarrolla hacia el noreste. La villa medieval está llena de galerías de arte y bellas artesanía, bares interesantes y crêperies, y resulta principalmente agradable explorar sus angostos callejones empedrados.

6Besanzón

Besanzón es una de las ciudades antiguas de Francia, se encuentra muy cerca de las fronteras con Suiza y Alemania. Atravesada en una pronunciada curvatura del río Doubs, la localidad cuenta con fuertes y una ciudadela del siglo XVIII creada por Vauban, un famoso ingeniero militar francés. Los turistas que llegan a Francia suelen pasarla por alto esta encantadora ciudad, pero se están perdiendo de un centro histórico casi en privilegiado. Besanzón es una ciudad fascinante que visitar y en el que te complacerás de la bella Catedral de San Juan o la casa natal de Víctor Hugo, tanto como probando platillos especiales locales en un gran número de restaurantes que rodea la ciudad.

7Laón

Laón está ubicada en el extremo noreste de Francia, a 60 kilómetros de su frontera con belga, y es famosa por los 7 kilómetros de muralla que la rodean. Su centro histórico se fundó entre los siglos XII y XVIII, y hospeda una sorprendente catedral gótica y otros numerosos edificios y monumentos históricos que forman parte de la UNESCO. Viaja a la ciudad de Laón en el mes de junio podrás disfrutar del Festival Medieval. Si eres apasionado del queso, no dejes de degustar el Maroilles, una variedad local fuerte y sabrosa.

8Neuf-Brisach

El casco histórico de Neuf-Brisach forma un perfecto octágono entrelazado por calles perpendiculares. El sorprendente estilo geométrico de esta localidad fortificada comparte frontera con Alemania y es del siglo XVIII. Su estilo fue obra de Vauban. De hecho, se la estimado su obra maestra. La ciudad Neuf-Brisach forma parte del Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, no es muy popular. Por lo tanto podrás pasear por esta encantadora ciudad fortificada con relativa calma.

9Dinan

Esta es una de las ciudades medievales mejor conserva, la ciudad se encuentra fundada entre Rennes y la ciudad de Saint-Malo y se suele considerar como una de las ciudades pequeñas con más encanto de Bretaña. Puedes visitar su antiguo puerto ubicado sobre el río Rance hasta su encantador viaducto de 40 metros de alto y sus bellas murallas que se extiende por la ciudad a lo extenso de varios kilómetros, en Dinan se puede respirar ese aire medieval. Por las calles empedradas de su casco histórico se extienden las casas de de madera, negocios de arte y artesanía y los locales animados donde puedes probar ricas especialidades francesas.

Apasionada por los viajes y el turismo en el mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí